Fueron las primeras mujeres raquetistas

Por Elene Lizarralde

Periodista

Autora de la novela «El silencio de Clara Lyndon»

La novela «El silencio de Clara Lyndon» nació del compromiso que adquirí hace más de una década con las mujeres raquetistas o señoritas pelotaris; las primeras mujeres deportistas profesionales que, a día de hoy, todavía no han sido reconocidas como tales.

La chispa del recuerdo

Supe de ellas a través de mi madre durante una conversación telefónica en la que me dijo que aquella tarde había quedado
con sus amigas las raquetistas; nunca antes las había oído nombrar y fue lo que mi madre me contó lo que me impulsó, años después, a buscarlas y conocerlas.

Vascas, gallegas, madrileñas, catalanas, andaluzas… niñas que, sobre todo al finalizar la guerra civil, cumplidos los catorce y
quince años, la mayoría lejos de sus hogares, encontraron en los frontones de nuestra geografía, además de una profesión, el
medio para ayudar y/o mantener a sus familias en una época en la que se pasaba hambre.

La novela no habla de sus vidas, pero sí refleja su carácter: fueron mujeres valientes y luchadoras. Y también describe el
ambiente en el que se desenvolvían a diario; el de los frontones y el de la sociedad de la época.

Relato que emociona

Cumplir con el compromiso no ha sido tarea fácil: no basta con escribir armando una historia si ésta no emociona. En «El
silencio de Clara Lyndon» doy a conocer a estas deportistas, combinando el romanticismo y el suspense en una historia que
se desarrolla entre Bath (Inglaterra), Madrid, Barcelona y Eibar.

Me inspiré en ellas y también en las mujeres que han marcado
mi vida, y he intentado que sus personajes sean de carne y hueso, verdaderos, personas que aprenden de los errores y no
dejan escapar las oportunidades. Personajes en los que nos veamos reflejados y que sirvan de inspiración no solo a mí como
escritora sino también y, sobre todo, a los lectores. Espero haberlo logrado.

La perseverancia, la resiliencia, el dolor, la añoranza, el amor… la esperanza, están presentes en cada página con la voluntad
de entretener, emocionar y acompañar a quien abra las puertas de su hogar a ésta mi primera novela. ¡Gracias!

La autora Elene Lizarralde en la Presentación de «El silencio de Clara Lyndon» en la Euskal-Etxea de Madrid

One thought on “Fueron las primeras mujeres raquetistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*