Primer Paseo por el Madrid de Pío Baroja

Por María Inés Olaran Múgica
Amiga de Número de la RSBAP
Blog: http://montejasso.blogspot.com/

Organizado por la Delegación en Corte de la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País, ha tenido lugar en Madrid el Primer Paseo Barojiano, guiado por la historiadora Carmen Caro Jaureguialzo, Amiga de esta Delegación y miembro de su Junta Directiva.

Ignacio Amestoy leyendo un fragmento de Baroja en el Parque del Retiro
Ignacio Amestoy leyendo un fragmento de Baroja en el Parque del Retiro

Carmen Caro pertenece a la destacada familia de los Baroja, en la que entre sus miembros podemos citar al novelista Pío Baroja y al escritor y antropólogo Julio Caro Baroja. Además de sus ocupaciones profesionales dentro del mundo Bibliotecario y de la Cultura, Carmen Caro se ha dedicado al estudio de su propia familia.

Ha sido comisaria de varias exposiciones, como «Memoria de Julio Caro Baroja», celebrada en el Centro Cultural Conde Duque de Madrid en el año 2005 y «Memoria de Pío Baroja», organizada en el Museo de la Ciudad de Madrid en el año 2006. Igualmente ha editado y participado en diferentes publicaciones que tratan de la vida y obra de miembros de su familia.

Baroja en Madrid

El Primer Paseo Barojiano que se ha celebrado es el primero de una serie de recorridos que tendrán lugar para dar a conocer diversas facetas de la vida del escritor Pío Baroja.

Al encuentro, convocado por la Bascongada, asistieron miembros de esta Delegación en Madrid de la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País y también algunos invitados.

El Paseo Barojiano comenzó en la calle Ruiz de Alarcón, donde se sitúa la última casa de Pío Baroja en Madrid y que, hasta su muerte en 1956 acogió numerosas tertulias literarias, para continuar por el parque del Retiro donde el escritor paseaba frecuentemente y también por algunas calles cercanas al parque y otros lugares emblemáticos que recorría habitualmente en sus paseos diarios.

«Madrid es un pueblo extraño, al que nosotros estamos acostumbrados; pueblo de contrastes, a más de seiscientos metros sobre el nivel del mar, situado en una planicie alta, más bien árida que fértil. No hay otra capital europea que esté colocada a esa altura.

El aire de Madrid mata a un hombre y no apaga un candil. El contraste más grande de Madrid está en su geografía: a lo lejos, el Guadarrama, grave, ceñudo, noble; cerca, y sobre todo al sur, la pobretería, la miseria y la tierra árida.

Madrid, hace más de cien años, debía de ser un pueblo armónico, no una gran ciudad de industria y comercio, sino una ciudad pintoresca, con su centro en la Puerta del Sol, sus paseos del Prado y la Castellana; su jardín, el Retiro, y su vida ligera y amable.

Modernamente, Madrid se ha desquiciado, y los que vengan más tarde verán el carácter que vaya tomando, que nosotros hoy no podemos suponer con exactitud.»

(Pío Baroja, “Desde la última vuelta del camino. Memorias, Reportajes. “Lo que desaparece de Madrid”, Cap. V)

Estudiante de Medicina

El recorrido terminó en el antiguo Hospital de San Carlos, que fue sede de la Facultad de Medicina donde el renombrado autor cursó sus estudios y actual sede del Colegio de Médicos.

Durante el recorrido fueron leídos diversos fragmentos de sus obras literarias alusivos a estos lugares, que nos aproximaron a su pensamiento, sus gustos y costumbres con las explicaciones tan próximas y familiares con el personaje que proporcionó Carmen Caro.

«Por entonces, San Carlos, la Facultad de Medicina, tenía un puentecillo encristalado que comunicaba con el Hospital Clínico por encima de un callejón estrecho, y este Hospital Clínico se comunicaba a su vez por otro viaducto de la misma clase con el Hospital General. El pasillo encristalado entre la facultad y la Clínica de San Carlos existe todavía.»

(Pío Baroja, “Desde la última vuelta del camino. Memorias, Reportajes. “Lo que desaparece de Madrid”, Cap. XVIII)

6 thoughts on “Primer Paseo por el Madrid de Pío Baroja

  1. Alvaro Mengotti Meaurio says:

    Estuvo muy bien el paseo barojiano .
    Aprendimos mucho de la mano de Carmen Caro y pasamos un gran rato .
    Muchas gracias a la Bascongada de la Corte .

  2. Iñigo Yrizar Velasco says:

    Fue un paseo muy agradable con la mejor guía posible, la amiga Carmen Caro, y lo mejor es que va a tener continuación en otros paseos barojianos. Muchas gracias Carmen.

  3. Isabel Montero says:

    Hermoso paseo primaveral, de la mano de Carmen Caro. ¡ Lo pasamos de maravilla! Paseo, lecturas en El Retiro y grata compañía. No se puede estar mejor.
    Bonita crónica para el recuerdo Inés.

  4. Mª Josefa Lastagaray says:

    Muy bien Inés por tu disposición de hacernos un resumen recordatorio del fantástico paseo de Don Pio Baroja, que tanto disfrutamos, gracias a la buena gestión de su sobrina nieta Carmen Caro.
    Fue un acierto. Muchas gracias.

  5. Carlos Jauregui says:

    Interesante y muy bonito paseo, conducido por Carmen con maestría y muy amena. Una delicia por el entorno y los asistentes. Gracias y gracias también a Inés por tu resumen. Esperando el siguiente » paseo» para seguir las vivencias madrileñas de D. Pio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*